Ximdex 3.0, estrenando lacito rojo

0

Por Ángela Luque
Project Manager en Ximdex

Una vez escuché a un compañero decir en voz alta una frase que a mí se me había pasado por la cabeza en varias ocasiones, algo así como: “llegas a interiorizar tanto el proceso de optimización en tu ‘modus operandi’, que inconscientemente llegas a optimizar cómo quitar la mesa en un solo viaje a la cocina”. Me pareció gracioso en aquel momento. Permaneció en mi subconsciente desde entonces.

El hacer un esfuerzo diario por mejorar cada procedimiento, cada línea de código, cada modelo, cada gráfico, cada documento, cada momento. Inevitablemente, tu trabajo acaba permeando en tu vida, en cada aspecto.

Estamos a punto de ver el nacimiento de nuestra primera versión. El resultado de la contribución de una lista variada de desarrolladores a lo largo de bastante tiempo

Hace unos meses me enfrentaba a un gran reto, profesional y personal. Debía liderar un equipo nuevo, explotar mi atención por lo minucioso, contagiar el ánimo por el esmero y regar la semilla de la comunidad, de la implicación.

Nos esforzamos por identificar cada error, documentar cada procedimiento y considerar cada mejora. Por dar el tratamiento más personalizado a nuestros clientes y el más cordial a nuestros compañeros. Compaginando cada sprint con las necesidades que demandan nuestros usuarios.

Hoy es mi día de tarde libre, y aquí estoy, escribiendo este artículo. Me levanto por las mañanas mirando mi correo electrónico, y sueño con las soluciones a las trabas que me atoraban el día anterior, las películas de los domingos se extrapolan a ceros y unos, sincronizadores, colectores, dependencias, hobbits y roles. Un día, tras tantos de empeño, te despiertas con la sensación de haber terminado la construcción de una catedral, la tranquilidad del resultado del trabajo bien hecho, las lagrimitas de pollo de celebración tras la jornada de demos.

Estamos a punto de ver el nacimiento de nuestra primera versión. El resultado de la contribución de una lista variada de desarrolladores a lo largo de bastante tiempo. Estoy deseando que pongamos el lacito a la versión 3.0 y comenzar a tejer el ya hilado Ximdex 3.1.

Al final, al menos para mí, lo importante es despertar cada mañana con la misma sensación. “Satisfaction’s the pleasure of making things right”.

Compartir.

Responder