Círculo virtuoso

0

por Agustín Cuenca
CEO ASPgems

Internet y los servicios on line son un terreno inexplorado. Estamos todavía aprendiendo a crearlos y cuáles son los factores de éxito. Los servicios web que triunfan en la actualidad no se parecen mucho a los que creábamos hace 10 años, el Darwinismo se ha impuesto y la evolución ha ido generando nuevos servicios (Facebook, Twitter, etc.), pero también ha hecho desaparecer otros (Geocities, Lycos, etc.). Hoy, quizás como siempre, la mejor manera de acertar es probar. Aprender por prueba y error, haciendo realidad tu proyecto y empezando a interactuar con tus clientes y/o usuarios.

Las estadísticas de la industria de desarrollo de software son terribles, el número de proyectos fallidos y la cantidad de recursos invertidos en proyectos que nunca han funcionado es enorme. De hecho, somos un sector con una imagen bastante negativa entre las empresas. Recuerdo al dueño de una gestoría diciéndome que cuando un informático le daba un plazo, él doblaba el número y aumentaba la unidad de medida (2 días de estimación eran para él 4 semanas).

Actualmente, quizás por la velocidad a la que evolucionan las cosas, no es posible dedicar mucho tiempo a construir modelos de la realidad, y hemos aprendido que es necesario trabajar de otra manera. Necesitamos poner en marcha soluciones en muy poco tiempo, y este problema se resuelve de otra manera. Apoyadas en el manifiesto ágil, han surgido nuevas metodologías de desarrollo de software (hace sólo 10 años 😉 ) y hoy estamos aplicando esos principios también al diseño de soluciones con versiones adaptadas a todo el ciclo de vida, ya no sólo de un proyecto, sino incluso de una empresa. Nuestra metodología SCRUMgem es un ejemplo que aplicamos también a la organización de la empresa.

Un entorno donde el coste inicial debe ser el menor posible y la flexibilidad, máxima, pero conservando la calidad y escalabilidad de la solución, es ideal para demostrar las virtudes del Software Libre.

Las tecnologías libres en el caso que nos ocupa, Ruby On Rails, ofrecen absoluto control, excelente calidad, velocidad de desarrollo y la flexibilidad que necesitamos.

Además, se ha creado un círculo virtuoso, ya que podemos contribuir a la comunidad con muchos de nuestros desarrollos porque no forman parte de nuestro diferencial, pero sí pueden ser útiles a otros contribuyendo nuestros “2 cents” de vuelta a la comunidad.
Nuestra empresa y su proposición de valor son posibles gracias a las tecnologías libres, que nos permiten interactuar con la realidad y adaptarnos con la velocidad que el mercado nos exige.

Compartir.

Responder