Europa necesita una estrategia general de gestión de la información

0

Según el libro blanco “Estrategia para una infraestructura de datos europea”

“Estos datos son como divisas que sólo tienen valor si se usan y se ponen en circulación”, declaran los autores del libro. “Al igual que las distintas divisas se almacenan en las infraestructuras bancarias, que están comunicadas a nivel mundial, necesitamos infraestructuras de datos persistentes, de gran disponibilidad y compatibles que permitan almacenar y recuperar datos de diversas disciplinas”. Gracias al programa del Foro de Estrategia Europea de Infraestructuras de Investigación (ESFRI), se están preparando una serie de nuevas infraestructuras de investigación en Europa. El informe establece que en la actualidad existen aproximadamente entre 150 y 200 infraestructuras científicas de diversos tamaños en Europa.

Infraestructura de datos físicos

El libro blanco, no obstante, explica que estos repositorios de datos poseen restricciones geográficas o están limitados a disciplinas concretas. En su lugar sugiere el establecimiento de una infraestructura de datos físicos sostenible e integrada a escala paneuropea, que administraría las mejores prácticas y ofrecería herramientas comunes en beneficio de distintas comunidades de usuarios. En último término, la compatibilidad de los servicios y las infraestructuras de datos pueden contribuir de forma considerable a explotar el potencial europeo de investigación.

“Los retos que plantean los servicios de datos a gran escala son un tema de interés global”, escriben los autores del informe. “Cabe destacar que en Estados Unidos y Japón, donde se ha entendido la importancia de las infraestructuras de servicios de datos, se han puesto en marcha varias iniciativas gubernamentales al respecto. La colaboración mundial en infraestructuras de investigación, por ejemplo relacionadas con física de partículas o radioastronomía, permite compartir datos entre investigadores de distintos países”.

El informe también propone una estructura de gobernanza en la que comunidades de usuarios, proveedores de servicios de datos y organismos de financiación trabajen codo con codo. Según el informe, unir a los agentes interesados mejoraría la colaboración y permitiría una mayor sinergia en los servicios ofrecidos a distintas comunidades de usuarios. También incrementaría la confianza entre todos los agentes, un tema que PARADE considera importante.

Si se cubre la demanda de servicios de datos multidisciplinarios y sostenibles, se indica en el libro blanco, Europa contará con una estructura lo suficientemente flexible como para satisfacer los requisitos y las necesidades futuras de los diversos colectivos interesados.

 

Compartir.

Responder