SCO también extorsionó a empresas españolas

0

Gaceta Tecnológica tiene acceso a una carta inédita enviada por SCO en 2003

  • Hace unos días Groklaw (medio de comunicación especializado en acontecimientos jurídicos que impliquen a la comunidad del Software Libre) se hacía eco de que el litigio entre la empresaSCO IBM se reanudaba después que las demandas planteadas desde el año 2003 fueran suspendidas al ser SCO declarada en bancarrota. Gaceta Tecnológica ha tenido acceso a un documento inédito que la empresa, cuando se creía con la potestad de UNIX, comenzó a mandar de forma indiscriminada a todas las empresas que trabajaban con Linux. Pasamos a publicarlo.

SCO es tristemente conocida por lanzar una cruzada legal (pero equivocada), sobre el sistema operativo Linux. En el caso de IBM, la empresa alegó que se había apropiado indebidamente de código de UNIX y lo había integrado en el kernel de código abierto de Linux. SCO nunca consiguió apoyar esta afirmación con pruebas Ya que tan siquiera poseía los derechos de autor de UNIX.

El litigio quedó en suspenso a la espera de que se definiera la titularidad de los derechos de autor de System V UNIX entre SCO y Novell, el legítimo propietario. Los tribunales fallaron a favor de Novell (en 2010), a pesar de que SCO afirmaba haber adquirido los derechos de autor en un acuerdo de compra de activos que se hizo en los años 90. Con este veredicto automáticamente se invalidó las demás demandas de SCO contra Linux, quedándose la empresa sin argumentos para continuar con la demanda contra IBM por supuesta infracción derechos de autor de UNIX. Esto llevó a SCO a la quiebra de la que nunca se ha recuperado.

La reactivación del caso entre IBM y SCO se basa simplemente en la resolución de las reclamaciones económicas pendientes y contrademandas de las empresas a lo largo del litigio. Pero IBM insiste en sus demandas de incumplimiento de contrato, de violación de la Ley Lanham (sobre marcas registradas), por incurrir en prácticas comerciales desleales y engañosas y por la violación de la Licencia Pública General de GNU. IBM también solicita una sentencia declaratoria que afirme que la plataforma AIX de IBM no infringe ninguno de los derechos de autor de SCO.

 

Linux como ‘derivación no autorizada de UNIX’

La lista de demandantes y demandados no acaba aquí. Red Hat denunció al grupo SCO el 4 de agosto de 2003 por publicidad falsa y prácticas comerciales desleales. AutoZone, un usuario masivo de Linux y antiguo usuario de productos SCO, fue denunciado por SCO el 3 de marzo de 2004. SCO afirma que AutoZone violó sus derechos de autor al convertirse en usuario de Linux. En la conferencia SCOforum de 2003, SCO mostró varios ejemplos de código presente en Linux y que formaba parte de la propiedad intelectual de SCO.

“Muchos contribuyentes de Linux fueron en un principio desarrolladores de UNIX con acceso al código fuente de éste (…) y que estaban sujetos a acuerdos de confidencialidad”, afirma Darl McBride, CEO de SCO.

En diciembre de 2003, SCO envió gran cantidad de cartas a empresas con licencia para utilizar el sistema Unix. En ellas, solicitó que esas empresas certificaran ciertos elementos sobre su uso de Linux. Una de estas cartas ha llegado a nuestras manos y en ella se da cuenta de las acciones de SCO al respecto y el por qué de las mismas. Así, en ella afirma poseer los derechos del software del sistema operativo UNIX y acusa a Linux de ser una “derivación no autorizada de UNIX” que muchos proveedores de software están distribuyendo en el mercado empresarial.

“Muchos contribuyentes de Linux fueron en un principio desarrolladores de UNIX que tenían acceso al código fuente de éste distribuido por AT&T, y que estaban sujetos a acuerdos de confidencialidad, incluyendo la confidencialidad de los métodos y conceptos inherentes al diseño del software. Tenemos evidencias de que parte del código del software UNIX System V se han copiado a Linux, y que otras partes adicionales del mismo se han modificado y copiado a Linux, aparentemente con el propósito de enmascarar la fuente original”, afirma Darl McBride, presidente y consejero delegado de SCO GROUP en la carta. Además, SCO amenaza en la misma al usuario final afirmando que cualquier responsabilidad jurídica que pueda surgir del proceso de desarrollo de Linux puede recaer también en él.

“Estamos preparados para realizar todas las acciones necesarias a fin de parar la violación continuada de nuestra propiedad intelectual u otros derechos”, concluye Darl McBride. Puedes ver todo el contenido de la carta pinchando sobre el nlace que aparece al final.

 

Carta enviada por SCO en 2003 a una empresa acusada de plagio.

Compartir.

Responder