Nace la primera comunidad virtual de centros educativos inteligentes

0

Plan puesto en marcha en la Comunitat Valenciana

Reunión mantenida con los coordinadores TIC.

  • La Conselleria de Educación ha creado una comunidad virtual de centros educativos inteligentes en la que participarán los 18 colegios e institutos que forman parte de este programa. Se trata de una iniciativa que permitirá impulsar el intercambio de experiencias docentes e impulsar nuevas vías de comunicación entre ellos y con la Administración educativa.

Así lo ha explicado la directora general de Innovación Tecnológica Educativa, Sofía Bellés, en la reunión mantenida el pasado 26 de enero con directores y coordinadores de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) de los centros seleccionados para la realización del pilotaje del plan de implantación del modelo de Centro Educativo Inteligente (CEI) en la Comunitat Valenciana.

Durante el encuentro se han presentado los detalles de esta comunidad virtual, abordándose también aspectos como el calendario de aplicación de los centros inteligentes y las actividades de formación del personal docente.

La reunión ha permitido, asimismo, coordinar las actuaciones que se desarrollan en el marco de este programa, según ha indicado Sofía Bellés. La directora general ha señalado que esta nueva comunidad virtual se suma a las otras cuatro que están funcionando en el sistema educativo público (Pizarras Digitales Interactivas, Parla i escriu, Música Tradicional Valenciana y Fundación Calidad Educativa), accesibles desde la plataforma Mestre a Casa.

El modelo de Centro Educativo Inteligente (CEI) se ha implantado este curso en 17 nuevos centros de la Comunitat tras el éxito del proyecto piloto desarrollado el pasado curso en el IES El Grao de Valencia, que también ha expuesto su experiencia en la reunión de coordinación de los CEI convocada por la Conselleria de Educación. “Este modelo de centro tecnológico de última generación permite garantizar el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) a todo el alumnado y el profesorado del centro”, ha subrayado Bellés. En concreto, de los 18 CEI, cinco son de la provincia de Castellón, seis de Alicante y siete pertenecen a la provincia de Valencia. Además, siete son institutos y once son colegios.

Para este curso, se destina un millón de euros a esta iniciativa, cantidad principalmente destinada a la adquisición de materiales informáticos. A través de este plan, se pretende que la innovación llegue a todo el profesorado y a todo el alumnado del sistema educativo con el objetivo final de mejorar los resultados académicos. Se busca, de este modo, que las TIC estén presentes en todos los espacios de un centro educativo y que el profesorado cuente con la capacitación y las herramientas informáticas necesarias para facilitar su tarea docente.

La distribución GNU/Linux LliureX da soporte a este modelo, que resuelve las necesidades de conexión y funcionamiento de todos los ordenadores de un centro docente, incluyendo tanto las aulas de informática como el resto de puestos de trabajo informáticos.

Experiencia piloto

El IES El Grao de Valencia realizó durante el curso pasado una experiencia piloto como primer centro educativo inteligente de la Comunitat Valenciana. El instituto cuenta con los elementos tecnológicos más innovadores, todos los espacios informatizados mediante la tecnología de los clientes ligeros y alrededor de 250 ordenadores de mesa, pizarras digitales y acceso a Internet en todas las aulas.

Asimismo, el instituto está dotado de aulas móviles, compuestas por un kit de 20 portátiles, con el objetivo de que todos los alumnos puedan acceder a las TIC desde sus pupitres, sin tener que desplazarse al aula de informática. Todos estos elementos tecnológicos están conectados a un servidor central instalado en el instituto que permite un mejor mantenimiento, reduce las tareas de configuración y facilita el manejo diario de los equipos informáticos.

La implantación del Centro Inteligente supone un ahorro de consumo energético, aproximadamente de un 80 por ciento, y evita también la generación de residuos tecnológicos, ya que no se necesita sustituir los equipos informáticos.

Compartir.

Responder