La India amenza la libertad de Internet

0

Escasos días después de mostrar su apoyo al Software Libre, el Gobierno Indio se ha sumado a la creciente lista de países que buscan controlar el contenido de la Red. A través de su ministro de telecomunicaciones, Kapil Sibal, Nueva Delhi ha instado a redes sociales como Facebook, Twitter y Google a retirar material que pudiera considerarse ofensivo, con lo que limitará el acceso a Internet a sus más de 100 millones de usuarios.

El ministro de telecomunicaciones de la India, Kapil Sibal, acusó el pasado martes a gigantes de Internet como Facebook o Google, de hacer caso omiso a sus demandas para que eliminen el contenido ofensivo de sus sitios, por lo que advirtió que el gobierno tendría que actuar por su cuenta. “Tenemos que cuidar las sensibilidades de nuestro pueblo, tenemos que proteger sus sensibilidades. Nuestro bagaje cultural es muy importante para nosotros”, señaló.

Durante la conferencia de prensa, el máximo funcionario en redes del país explicó que, en los tres últimos meses, había hablado varias veces con directivos de estas empresas, urgiéndoles a presentar un marco voluntario para retirar el material ofensivo de sus páginas.  «Éste es un asunto de gran preocupación para nosotros”, alegó.

Aunque Sibal citó problemas sociales y religiosos en un país que no desconoce la violencia entre diferentes comunidades, muchos ven cuestiones políticas tras la medida. Varias páginas de Facebook sobre Sonia Gandhi, la presidenta del gobernante Partido del Congreso, y el primer ministro, Manmohan Singh, podrían haber desencadenado la petición del Gobierno, según la agencia de noticias AP.

Reunión con los grandes de Internet

Según publicaba el New York Times el pasado 5 de diciembre, Kapil Sibal llamó hace seis semanas a los directivos de las principales compañías tecnológicas (Google, Facebook, Yahoo y Microsoft). Durante la conversación, el ministro les mostró una página de Facebook que difamaba a la jefa del partido del Congreso, Sonia Gandhi,calificando el hecho de “inaceptable”.

Según el periódico norteamericano, Sibal habría instado a las empresas que revisen todo el contenido que suben los usuarios antes que aparezca publicado en la Red. Además, solicitó que esta tarea la hagan personas y no máquinas.

Un directivo de estas empresas afirmó al Times que en una de las reuniones le comentaron a Sibal que su petición era imposible de cumplir por dos razones: primero, porque no tienen la capacidad humana de revisar cada mensaje subido a la red; y segundo, porque no pueden ser ellos los responsables de determinar qué es ofensivo. Por su parte, Facebook afirmó en un comunicado que eliminará «cualquier contenido que viole sus términos de uso, como amenazas, incitación a la violencia o imágenes de desnudos». Y, de igual forma, Google señaló que eliminará los contenidos ilegales, pero advirtió que «cuando el contenido sea legal y no contradiga nuestras políticas no será eliminado sólo porque sea controvertido».

Tras el rechazo de las compañías a los intentos gubernamentales, Simal respondió que su ministerio trabajaría en directivas para llevar a cabo acciones contra aquellas que no respondan a estas peticiones: «Estamos buscando su cooperación y si alguien no está dispuesto a cooperar en material incendiario como éste, es deber del gobierno pensar en los pasos que debemos tomar», exlicó. «No queremos interferir en la libertad de prensa, pero no debe permitirse este tipo de material».

Un país referente en la Red

No es la primera vez que los 100 millones de usuarios de Internet indios creen que se limita su libertad. El pasado año, la India trató de que Blackberry compartiera los datos codificados de sus smartphones, solicitando a Google y Skype acceso a sus comunicaciones.

No obstante, el acceso prácticamente sin restricciones a Internet en la India contrasta con los férreos controles en otra potencia asiática, China. En línea con lo que han hecho otros gobiernos del mundo, la India se ha puesto cada vez más nerviosa ante el poder de los medios sociales.

A las declaraciones del ministro, los blogueros y usuarios indios de Twitter manifestaron su oposición explicando que un sistema de filtrado limitaría la libertad de expresión y sería imposible de aplicar.  Para ello, se ha creado la etiqueta #IdiotKapilSibal, una de las más tuiteadas la pasada semana en la región.

Con más de 100 millones de usuarios de Internet, la India se ha convertido en el tercer usuario del miundo en Internet, por detrás de China y Estados Unidos. Con una población de 1.200 millones de personas, se espera que en los próximos tres años el número de internautas indios llegue a los 300 millones.

Compartir.

Responder