«El beneficio que consigues con el conocimiento que adquiere la gente, es lo que mueve a una empresa»

0

Los emprendedores son conscientes de los beneficios que reporta liberar el código

Alejandro Alonso
CIO de Kaleidos

Alejandro Alonso, CIO de Kaleidos.

Cuando Alejandro Alonso Fernández tiene que describirse en su espacio web, lo hace con una afirmación contundente: “El Software Libre es mi trabajo y mi pasión”. Y así parece ser. En la actualidad, este ingeniero informático es CIO en Kaleidos. El carácter innovador y fresco de esta compañía demuestra que en el Software Libre no todo está inventado. Hablamos con él sobre los retos y proyectos con que afrontan el 2012 en materia de innovación.

2012 supondrá para Kaleidos su segundo año de vida. Para esta joven compañía especializada en Software Libre, este periodo ha estado marcado por una nueva filosofía empresarial, un modo de entender la empresa que parece encajar muy bien con los nuevos tiempos. Para ellos la innovación se encuentra estrechamente relacionada con el fomento del talento interno, dedicando una semana al semestre a potenciar la creatividad de sus empleados a través de los proyectos en los que cada uno decida implicarse.

 

G.T. La verdad es que no hay muchas empresas como Kaleidos en el mercado…

Alejandro Alonso. Es cierto, pero se debe sobre todo al gran equipo humano con que contamos. El equipo que uno tiene detrás es lo que te hace realmente fuerte, es el valor de una compañía. No tenemos a gente parada o desasignada porque, gracias a nuestros clientes y el boca a boca entre los círculos en que nos movemos, han hecho que nos lleguen propuestas.

En Kaleidos tenemos a todas las personas trabajando desde el primer día, y el equipo es muy bueno. Ello ha hecho, por ejemplo, que hoy se haya incorporado el número quince en la plantilla, porque estamos creciendo. Y lo mismo va a pasar en los próximos meses. Tenemos una carga de trabajo bastante alta y, además, mantenida en el tiempo.

Incluso nos llegan propuestas de las que nos gustan: de gente con ideas realmente buenas, tecnológicamente difíciles de solucionar, todo un reto para nosotros. Y la verdad es que estamos muy contentos por ese lado. Siempre surge alguna propuesta más tradicional, pero también evaluamos si nos interesa o no, si es un campo en el que nos sentimos cómodos.

 

G.T. ¿Desde que comenzó vuestra actividad, Kaleidos se ha caracterizado por la innovación, siempre amparados en el Software Libre. Recién entrado el nuevo año, ¿qué proyectos os planteáis para los próximos meses? ¿Vais a seguir potenciando toda la base de innovación de la compañía?

A.A. A raíz de la pasada Π WEEK (la semana que Kaleidos dedica solo a innovar), hemos encontrado varios proyectos nuevos. En concreto, ha habido dos  que encierran tanto potencial, que no los vamos a sacar inmediatamente, estamos buscando financiación para secuenciarlos, lanzarlos de manera fuerte. De aquí a dos o tres meses deberíamos estar ya inmersos en el lanzamiento del primero de esos proyectos. No te puedo dar muchos detalles, pero va a ser bastante rompedor.

Vamos a seguir con la misma dirección que tenemos hasta ahora. Mantendremos la Π WEEK cada seis meses y seguiremos favoreciendo la formación de empleados. Ahora mismo tenemos un plan que, en función a él, los chicos nos plantean cursos en los que están interesados y tratamos de subvencionarles, en la medida de lo posible, a veces con el cien por cien, otras veces con el cincuenta por cien.

También, en cuanto temas de innovación, este año pretendemos volver a organizar el FOSSCoding de la Euskal Encounter. Se trata de un evento dentro de la zona de Software Libre de ese encuentro. Una de las ideas que tuvimos fue hacer un concurso de programación rápida en 24 horas donde se proponía una idea y la gente, después, programaba sobre ella. La única condición es que todo lo que saliese de ahí tenía que ser Software Libre. Salieron cosas muy interesantes. Un año propusimos un gestor de Trivial, por ejmplo. El año pasado no pudimos hacerlo por el lanzamiento de la empresa, pero este año volveremos –esta vez como Kaleidos- a organizarlo.

 

«Vamos a seguir con la misma dirección que tenemos hasta ahora. Mantendremos la Π WEEK cada seis meses y seguiremos favoreciendo la formación de empleados. Ahora mismo tenemos un plan que, en función a él, los chicos nos plantean cursos en los que están interesados y tratamos de subvencionarles»

G.T. ¿Habéis dedicado bastante tiempo a la formación y motivación de los empleados para que sean ellos también los creadores. Eso os ha funcionado muy bien en la estrategia de estos últimos meses,  ¿Qué consejos le darías a las empresas que no valoran el fomento del propio talento, considerándolo una pérdida de tiempo?

A.A. Hay muchas empresas, estancadas quizás en conceptos tradicionales, que piensan que con esas cosas se pierde dinero. Y es una visión muy cortoplacista. Realmente, el beneficio que consigues con todo el conocimiento que adquiere la gente, la motivación intrínseca de las personas, es lo que al final acaba moviendo una empresa. La gente tiene que estar a gusto con lo que hace, sabiendo que lo que hace importa, y sintiéndose responsable.

El enfoque tradicional, el de que hay que “dar con el látigo a la gente para que programe”, puede servir un tiempo, pero no siempre. Por eso las empresas tienen rotación, la gente se cansa de que se le explote y se van a otro sitio. Nosotros no queremos explotar a nadie, nuestra intención es sentirnos todos realizados, que Kaleidos vaya bien, que dure muchos años y si podemos ganar dinero, mejor.

Por ejemplo, en nuestra Π WEEK –esa semana que otras empresas habrían visto como perdida- habríamos cubierto costes de errores que íbamos a cometer en una serie de proyectos, solamente con las labores de investigación que se llevaron a cabo. Así que, aunque solo sea desde ese punto de vista, los costes estarían cubiertos. Además, hemos sacado cinco proyectos nuevos y la motivación que se ha conseguido por parte del equipo es increíble.


G.T. ¿Durante la Π WEEk cerrasteis las puertas dedicándoos solo a proyectos personales. ¿Qué percepción tiene el cliente del trabajo durante esa semana?

A.A. Eso nos daba un poco de miedo también, sobre todo porque pensábamos que habría clientes que no comprenderían que una semana no se trabajara en lo suyo. Pero todo el mundo lo entendió perfectamente y además les gustó. Es que uno habla siempre de innovación, de que hace esto o aquello, pero luego realmente mucha gente sólo lo dice “de boquilla” y no hay nada detrás.

Esa semana ha mejorado muchos proyectos en los que estábamos trabajando. De todas las tencnologías que se usaron en la Π WEEK, muchas han tenido que retornar a proyectos. Ha habido proyectos open source en los que se colaboró en la Π WEEK, que estaban relacionados con otros proyectos que ya se encontraban en desarrollo. Además, hemos tenido desarrolladores ajenos a Kaleidos que durante la Π WEEK han solucionado problemas de proyectos en marcha. De hecho, esa es parte de la magia del Software Libre: tú estás colaborando con la comunidad y la comunidad está colaborando contigo. Todos se benefician.

 

Lla potencia del Software Libre es toda la comunidad que hay detrás. Tienes gente con una fuerte conciencia de lo que está haciendo y es gente tremendamente motivada«

G.T. Acabas de mencionar el papel indispensable del open source en la innovación, sobre todo para vosotros. Si no trabajaseis con tecnologías libres, no podríais basar vuestro funcionamiento en esa base innovadora?

A.A. Claro. Sobre todo, creo que la potencia del Software Libre es toda la comunidad que hay detrás. Tienes gente con una fuerte conciencia de lo que está haciendo y es gente tremendamente motivada. 
Si estuviéramos haciendo esto con software privativo –aparte de que no estaríamos aquí, porque tenemos todos una vocación muy fuerte y llevamos muchos años trabajando con software abierto- estaríamos bastante más atados. Podríamos innovar, pero sería todo mucho más difícil. Aunque solo fuera por probar nuevas tecnologías, hay que comprar licencias para poder probarlas. Tendríamos que investigar una manera de hacerlo pero, desde luego, sería una forma mucho menos productiva.


G.T. Aquí también es muy importante vuestro interés en que se muestre que solamente trabajando con tecnologías open source e innovando, “podéis mostrar al mundo lo que hacéis”, o que tenga un impacto más allá…

A.A. Sí, sí. Mucha gente de la empresa colabora activamente en proyectos en su tiempo libre, sabiendo que no les reporta nada pero que están colaborando en un proyecto grande y que eso está beneficiando a un montón de gente. Realmente, también hay un enfoque de hacer un mundo mejor con Software Libre.

Si es que no hay que estar reinventando la rueda constantemente. Se están tirando importantes cantidades de dinero en licencias de productos que tienen equivalente libres, y que se podría invertir en otra cosa.

 

G.T. En el mundo del Software Libre hablamos mucho de colaboración y no competencia, pero a la hora de sacar adelante una empresa, ésta sí que tiene que ser competitiva. ¿Tenéis relación con otras empresas similares a vosotros, españolas o internacionales?

A.A. La verdad es que hasta ahora no hemos tenido oportunidad, somos todavía muy jóvenes. Pero sí que estamos buscando, en eventos como FOSDEM, ponernos en contacto con otras empresas que hacen lo mismo y ver de qué manera podemos ayudarnos. 
Por ejemplo, sí que nos gustaría que en la próxima Π WEEK pudiésemos involucrar a otras empresas. Así, podríamos crear cosas todavía mucho más grandes y con mayor repercusión.

 

El equipo de trabajo de Kaleidos.

G.T. Pero, desde el punto de vista empresarial, os interesa encontrar a emprendedores a los que prestar servicios. ¿Cómo llegáis a ellos?

A.A. El boca a boca entre emprendedores nos está generando muchos proyectos. El nombre de Kaleidos se empieza a oír ya en bastantes círculos interesantes y en el de emprendedores empieza a subir. Por ejemplo, salimos la semana pasada en Televisión Española, hace poco también en Público, y todo ello hace que Kaleidos suene. Y la gente comienza a preguntar, hasta que da con alguien que conoce a Kaleidos y contacta con nosotros. Es muy rápido.

También nos ayuda contar con los socios de Kaleidos. Tener a Secuoyas como socio nos da un abanico de emprendedores bastante alto. De la misma manera, nuestro socio Enrique Posner también trae a muchos, ya con un nivel bastante más poderoso.

Por ese lado no nos podemos quejar. Hemos tenido mucha suerte montando Kaleidos & Friends (risas).

 

G.T. Relacionar a emprendedores con productos open source es bastante interesante, debe ser complicado comunicar las ideas propias del código abierto a estas personas. ¿Qué tal se toman el que sus proyectos sean liberados y que todo sea público y transparente?

A.A. Es muy complicado. Más que nada porque tienen la paranoia constante –sobre todo al principio- de que alguien vaya a hacer lo mismo que ellos en alguna parte. Algunos no tienen claro lo que significa, pero cuando les explicas que liberar código lo único que va a redundar es en su beneficio, aunque solo sea en que va a beneficiar la imagen de marca, entonces no ponen obstáculos.

Realmente, la gente no tiene problema con liberar el código. Todos somos conscientes de que hoy en día es muy fácil que te clonen una idea. Para que algo triunfe hay que llegar a ser el primero y con una solución de calidad. Por ejemplo, Twitter, una herramienta como ésta te la puede clonar alguien en dos semanas, pero llega tarde.

La mayoría de las empresas de emprendedores lo que quieren es salir con una calidad muy alta y tener un impacto mediático muy fuerte. Por ello, el hecho de la liberación ni les preocupa.

Nos hemos encontrado casos muy curiosos. Hay emprendedores que salen ‘rebotados’ de empresas TIC en las que, por ejemplo, no les dan el código de la aplicación que les han desarrollado. Eso era impensable para nosotros hace unos meses, no sabíamos que hubiera empresas que actuasen así: gente que paga por aplicaciones sobre las que luego no tiene ningún control. Es como tener esclavizado a tu cliente y ésa no es la idea de Kaleidos.

 

G.T. Así que también hacéis un poco de “evangelizadores” con estos emprendedores…

A.A. Son cosas que hay que ir haciendo poco a poco. También son personas muy celosas de sus ideas y hay que entenderlo: gente que está poniendo un montón de dinero en esa idea y quieren estar controlando todo. Aunque, por su perfil, el emprendedor suele ser bastante abierto.

 

G.T. En el actual contexto económico, con una crisis que hace que muchas empresas busquen nuevas vías de trabajo, ¿existen ayudas para la innovación? ¿Se incentivan en España estos avances?

A.A. Pues la verdad, es bastante difícil encontrar ayudas para la innovación. Y la mayoría de las empresas que utilizan esa ayuda lo hacen para proyectos fraudulentos que no son para innovación. No nos hemos sentido apoyados por ese lado en casi ningún aspecto.

En España la innovación se ve casi como una maldición, no es un tema por el que la gente quiera apostar. Hay países que sí apuestan porque la gente tiene conciencia de que eso va a alguna parte, pero en España estamos bastante limitados. En parte, por eso también nació Kaleidos, porque nos estábamos dando cuenta de que hay un montón de cosas mal hechas que no tenían por qué hacerse mal.

Además, tratamos de huir en la medida de lo posible del sector público. Allí no se puede innovar de la misma forma, ni aplicar metodología de la misma manera. Sería entrar en una burocracia, a la vez que se tocan temas políticos. Es un sector un poco veleta y no podemos depender de eso.

Compartir.

Responder