“Es muy reconfortante que la Dirección General de la Policía haya abierto parcialmente sus puertas para participar en un proyecto como OpenDNIe”

0

Malcom Bain
Experto jurista de la Free Software Foundation Europe

  • Los aspectos legales han supuesto una de las principales barreras que ha tenido que superar OpenDNIe hasta convertirse en un software liberado bajo licencia LGPL (Lesser General Public License). Sin embargo, gracias a la profesionalidad y colaboración de los diferentes actores del proyecto, los posibles conflictos que hayan podido surgir en el ámbito jurídico se han resuelto satisfactoriamente, sobre todo de cara a la comunidad del Software Libre.

Malcom Bain, de la FSFE.

Para profundizar en estos temas hablamos con Malcom Bain, abogado de la Free Software Foundation Europe (FSFE) y principal asesor legal para OpenDNIe. Este experto jurídico estará presente en el Hackfest de la Comunidad OpenDNIe, que se celebrará  mañana jueves 26 y viernes 27 de mayo en la Universidad de Cádiz, resolviendo cualquier duda legal en torno al proyecto.


Gaceta Tecnológica. ¿Qué papel ha jugado la FSFE en la creación del proyecto OpenDNIe?
Malcom Bain. Como abogado, trabajé conjuntamente con CENATIC (Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación) para buscar la mejor manera de publicar el nuevo código OpenDNIe creado por la comunidad en España (por Juan Antonio, sobre todo), por ejemplo, en temas de licencia.

Como miembro de FSFE, ayudé indirectamente a fomentar el proyecto OpenDNI respecto de la integración de las partes implicadas para crear una comunidad, así como la manera de implementar estos nuevos desarrollos dentro de los procesos de la comunidad de OpenSC.

G.T. ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con Administraciones Públicas como la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil (DGPGC), comunidades como la de OpenSC o desarrolladores como Juan Antonio Martínez, en este proyecto?
M.B.
Encontré que son muy profesionales y, por ejemplo, toman los temas legales en serio. Particularmente los miembros de OpenSC, que son titulares del código original, desean que no sólo se respete su licencia (LGPL) sino que también trabajemos juntos para crear mejores productos. En España, Juan Antonio es un gran profesional, muy competente y es un placer tenerlo en la comunidad OpenDNIe.

G.T. ¿Cuál ha sido el principal problema legal que ha tenido que superar el OpenDNIe?
M.B.
La DGPGC publicó el primer driver para Linux infringiendo la licencia LGPL de OpenSC: no tenía licencia y el binario no se acompañaba del código fuente. Después actuó para corregir este error de buena fe, aunque al usar la licencia GPL3 (General Public License) para este driver (de manera legítima), lo publicó de manera incompatible con el resto del software OpenSC, por lo que no se puede integrar dentro de este proyecto europeo. Por ello, se ha tenido que crear un nuevo driver desde cero, bajo licencia LGPL, para ser compatible e integrarse en el repositorio de OpenSC.

G.T. OpenDNIe es ya un proyecto pionero en cuanto a que una Administración Pública libera un software que pone en manos de los usuarios para favorecer su accesibilidad a los servicios públicos y participación ciudadana. En el ámbito jurídico-legal, ¿también se ha convertido en un referente para otras iniciativas de tarjetas inteligentes?
M.B.
No sé, ¿hay otras iniciativas de otras tarjetas? Sé que la UPC (Universitat Politècnica de Catalunya) está trabajando en algo, pero no tengo los detalles. Lo esencial para ser “referente” es transparencia y colaboración, sobre todo entre Administración Pública (a menudo reacia) y los ciudadanos. Sin estos dos elementos, no hay “proyecto”.

“La provisión de un software bajo licencia libre crea un entorno de libre competencia respecto de las mejoras y los servicios a prestar sobre el software liberado”

G.T. ¿Suponen los aspectos referentes a licencias las principales “preocupaciones” a la hora de liberar proyectos de software tanto por parte de las Administraciones Públicas como de las empresas?
M.B.
A la hora de liberar software, hay tres temas legales principales: la titularidad del código, que no es siempre de la Administración o la empresa, sino de sus proveedores u otros fabricantes; la compatibilidad de licencias en los componentes del proyecto, cuyas obligaciones pueden entrar en conflicto; y, por último, la selección de una licencia para la liberación de proyectos de la Administración. En este último punto, la licencia EUPL (European Union Public License) está adquiriendo relevancia dentro de las Administraciones Públicas en Europa.

G.T. ¿Favorece la legislación en España el uso de licencias libres en proyectos de software?
M.B.
Sí, aunque uno siempre quiere más, sobre todo con respecto a la provisión (o limitación) de garantías y exenciones de responsabilidades en caso de distribuir software de manera gratuita y bajo licencias libres.
Respecto de la propiedad intelectual, al proteger a los autores, el régimen es favorable a estos y a los titulares de proyectos de Software Libre, fundamentando el uso de licencias libres. Asimismo, sería muy interesante aclarar mejor que tanto el software como los procesos implementados en software, no se pueden patentar.

G.T. ¿Hasta qué punto puede considerarse competencia desleal el que una Administración Pública libere su software?
M.B.
La competencia desleal tal y como la entendemos (competencia entre dos actores del mercado) no se aplica a la Administración Pública. Más bien se debería hablar de una intervención en los mercados que infrinja las reglas de actuación de las Administraciones Públicas, en particular que falsifiquen o pongan en peligro la competencia en el mercado -algo que se aplica, sobre todo, a ayudas estatales (Art. 87-88 TCE) o a la no neutralidad tecnológica-.
Nadie se quejó -formalmente- durante mucho tiempo de los monopolios estatales (Telefónica, etc.). ¿Por qué se van a quejar ahora de que la Administración Pública ponga a disposición de todos (tanto a la comunidad libre, como a los otros actores del mercado) productos de libre acceso y uso? Al contrario, la provisión de un software bajo licencia libre crea un entorno de libre competencia respecto a las mejoras y servicios a prestar sobre el software liberado.
En el caso de los drivers de OpenDNIe, es muy reconfortante que la Dirección General de la Policía haya abierto parcialmente sus puertas para participar en un proyecto como OpenDNIe para corregir esto.

G.T. ¿Qué esperas del HackFest como evento para potenciar la comunidad y sostenibilidad de OpenDNIe y cómo vas a participar en el mismo?
M.B.
Espero conocer a los miembros de la comunidad, sensibilizarles en cuanto a aspectos legales y transmitirles tranquilidad. Los aspectos legales no son complicados, no son una barrera a la liberación de software y si se implementan mejores prácticas de gestión legal (al igual que la gestión del desarrollo técnico del software), entonces las dificultades legales -si las hubiera- desaparecen.

Compartir.

Responder