El Campus de Software Libre de la Universidad de Granada cierra con reflexiones sobre mejoras para próximas ediciones

0

Cambiar de Ruby a Python ha sido un acierto, mientras que trabajar con Arduino ha sido uno de los grandes fallos

  • El Campus de Software Libre organizado por la Universidad de Granada ha llegado a su fin. Como todos los años, los organizadores hacen una evaluación de los resultados obtenidos y así mejorar de cara a ediciones posteriores.

    Cambiar de Ruby a Python ha supuesto una mejora en los resultados. Pero, por otro lado, trabajar con Arduino, un hardware libre, ha sido uno de los grandes fallos de esta edición a la hora de enseñar conceptos que son complejos de entender y manejar sobre todo para los más pequeños. Sin embargo el montaje y el desmontaje de ordenadores ha sido algo muy positivo, porque para los alumnos ha resultado una tarea divertida.

    Rebajar la edad, de 16 a 15 años, suprimir los turnos de dos a uno, debido a la gran diferencia en el número de alumnos, así como la división por grupos que se hará por edades en lugar de por apellido y afinidad, son otros de los cambios que se quieren realizar en el Campus pensando en futuros años.

    En general, los alumnos han podido aumentar sus conocimientos sobre Software Libre, por lo que se ha cumplido el principal objetivo de los organizadores para esta edición.

Compartir.

Responder