Dojo understand?

0

por Pablo Gómez
COO en Open Ximdex Evolution

Recientemente en Ximdex hemos puesto en marcha la primera experiencia formativa/comunicativa de algo que hemos llamado probablemente de forma inadecuada, Dojo.

De qué se ha tratado y por qué lo hemos llamado así?

Desde hace ya más de un año venimos celebrando en Madrid y Sevilla (y Almendralejo!) y con cierta regularidad una serie de talleres formativos sobre Ximdex que permiten un acercamiento eminentemente práctico a un grupo reducido y selecto de asistentes (actuales usuarios de Ximdex, personas y organizaciones interesadas en la adopción de la solución, inquietos semánticos) el poner la mano sobre un Ximdex de última generación, vivo, y siempre asistidos y atendidos por nuestros mejores técnicos en algunas de las materias involucradas.

A todos nos gusta profundizar en aquellas cosas en las que somos menos potentes, de cara a ser más flexibles, más polivalentes, más potentes

Estos talleres funcionan muy bien, o así nos lo dicen sus asistentes, pero implican un esfuerzo organizativo grande, pues requieren asegurar el funcionamiento de una cierta infraestructura técnica. Muy sencilla, pero nunca sabes por qué, se necesitan (la experiencia es tozuda) más de dos horas para prepararla y contar con una sala, en ocasiones desconocida, previamente dotada de navegadores o basarse en las WiFis de los portátiles de los asistentes. Cierto nivel de riesgo, vaya, que hay que mitigar preparando planes alternativos.

Se nos había ocurrido abrir la puerta de nuestras sesiones formativas internas a personas interesadas. Sesiones más ligeras, con mayor demandas de infraestructura, productivas hacia todos los sentidos. Luego alguien me dijo que esto no era invento nuestro sino que era ya parte de las metodologías ágiles como el mismo SCRUM que utilizamos internamente para estructurar el desarrollo. Y que se llamaba dojo, Coding Dojo.

Evaluando resultados, lo que hemos hecho no es ni se parece mucho a un coding Dojo. Este último tipo de eventos es probablemente más lúdico, requiere una base formativa más homogénea y se plantea como un reto de resolución de un problema específico. No es eso lo que diseñamos ni lo que nos salió.

Aunque fue muy, muy provechoso. Contamos en aquella ocasión con la presencia de un par de usuarios experimentados de Ximdex que estaban interesados en la temática del evento: Las plantillas XSL en Ximdex y el camino desde las PTD.

El equipo de desarrollo de Ximdex es claramente multidisciplinar. Puedes ser un crack en los procesos internos de publicación y no ser un experto en las transformaciones. O reinar en el interfaz pero no en los aspectos semánticos. Y aún reconociendo esto, a todos nos gusta profundizar en aquellas cosas en las que somos menos potentes, de cara a ser más flexibles, más polivalentes, más potentes.

Pero esto se dice mejor lo que se hace. Por más que seamos capaces de airear nuestras carencias formativas en nuestro círculo inmediato, nos cuesta más admitirlo en público.

He conocido ya más de una organización en las que el proceso de admitir y asumir metodologías ágiles, conceptos de desarrollo en abierto y transparencia técnica han causado más problemas entre el personal de producción. Por más habituales usuarios de software libre que seamos, asumir las implicaciones que tiene sobre nuestro estilo de trabajo – y de vida – es parte del guión. Las empresas proponen ese cambio productivo y los trabajadores necesitan acomodar su celo y su mentalidad, su concepto de calidad, al modelo de libros abiertos.

Haremos más talleres, haremos más eventos como este último, pero tendremos que evolucionar para ser capaces de admitir algo más cercano al del Dojo. Nos vamos divertir un montón y vamos a ser capaces de sacar partido a ese otro sistema. De hecho… os recomiendo mantener la escucha. Vamos a anunciar algunas cosas interesantes en breve.

Ah! Después de todo, creo que “Dojo” no es un nombre bien elegido por los profetas del Agile.

Más cosas: . Próximos talleres en Málaga y Córdoba, anunciados en nuestra web.

Compartir.

Responder