Amnistía Internacional España elige Social Office para responder a las necesidades de colaboración de sus 1.900 activistas

0

Amnistía Internacional ha emprendido un proyecto para mejorar su actividad en España a través de la creación de un espacio virtual de colaboración para los más de 1.900 activistas que integran su organización en todo el país.

Para el proyecto, Amnistía Internacional ha seleccionado la herramienta de colaboración Social Office de Liferay, primer suministrador mundial de plataformas web corporativas de código abierto. En España, utilizan ya esta tecnología empresas como ADIF, Alcampo, CASER, Eulen, RACE, Pullmantur o Telefónica; organismos públicos como la Comunidad de Madrid o el Gobierno de Cantabria; y universidades como la Complutense de Madrid, la Autónoma de Barcelona o la Universidad del País Vasco.

“Nuestras actividades están distribuidas por todo el territorio, y muchos de nuestros activistas trabajan incluso desde su casa”, explica Carlos Capote, responsable de Proyectos Informáticos de AI. “Descubrimos que necesitábamos disponer de una herramienta que agilizara su actividad, que les permitiera compartir documentos, gestionar tareas y proyectos, manejar listas comunes, trabajar con registros de actividad… y vimos que Social Office daba respuesta a lo que necesitábamos”.

Carlos Capote detalla algunas de las cuestiones que AI España necesitaba resolver. Por ejemplo, el trabajo con los informes y documentos sobre violaciones de derechos humanos en diferentes lugares del mundo, que cuando se publican son utilizados por mucha gente en la organización; o las recogidas de firmas en la calle, acciones ejecutadas por decenas de grupos de activistas dispersos por todo el territorio. “Todo esto implica mucho trabajo en común”, concluye Capote, “y un portal web es la solución idónea, porque pone a disposición de todos la información y también herramientas para manejarla y compartirla”.

Para cubrir todas estas necesidades, Amnistía Internacional implantará Social Office como intranet para toda la organización en España, integrada por 110 grupos de trabajo y cerca de 70 empleados internos. El proyecto está actualmente en su fase inicial, accesible a usuarios seleccionados, y se ampliará próximamente a todo el país, sustituyendo diversas aplicaciones específicas por la funcionalidad integrada de Social Office.

Con estas nuevas herramientas, Amnistía Internacional podrá hacer toda la gestión y seguimiento de las diferentes campañas (recogida de firmas, relaciones institucionales con autoridades, acciones de calle, eventos mediáticos…) y coordinar de manera sencilla la acción en los diferentes grupos locales.

Por su parte, el personal y los activistas podrán acceder a información y documentación interna, trabajar en espacios de trabajo en grupo con agendas de contactos comunes, gestionar tareas y proyectos, generar documentos compartidos y mantener un registro de las actividades, entre otras ventajas.

Además de los requisitos funcionales, hay otros aspectos que motivaron la decisión de AI España, como la independencia tecnológica. “En Amnistía Internacional, al departamento de TI no sólo se le pide solución a los problemas informáticos, sino que además ha de hacerlo sin estar atado a proveedores concretos, a fin de poder aprovechar las innovaciones disponibles con entera libertad”.

“En definitiva -concluye Carlos Capote- “contaremos con un entorno de colaboración flexible, independiente desde el punto de vista tecnológico, para ser más eficaces y ágiles en nuestra gestión”. “Además, desde el principio hemos contado con el soporte directo del fabricante, lo que es toda una garantía”.

Por su parte, Carolina Moreno, directora general de Liferay España, señala que “este es un ejemplo perfecto de cómo la tecnología puede ayudar a las organizaciones: Social Office no sólo ha cubierto los requisitos funcionales de Amnistía Internacional, incluyendo el aspecto de la usabilidad y la accesibilidad (invidentes), sino que además proporciona agilidad y flexibilidad gracias a la posibilidad de reutilizar componentes web para crear nuevos portales, con la independencia tecnológica que brinda el software libre”.

Compartir.

Responder