la solucion esta en ser libres

espacio producto

La propiedad intelectual en las empresas de consultoría

Por Alex Martínez Suárez
Project Manager de OpenSistemas

Cuando una empresa se dedica a dar servicios de consultoría a terceras, está poniendo a la venta su conocimiento (el llamado know-how más allá de los Pirineos). El conocimiento o capital intelectual, según varios autores, puede estructurarse en tres categorías:

  • Capital relacional: el valor generado para la empresa por el intercambio de información con agentes externos (clientes, proveedores, …).
  • Capital estructural: el valor del conocimiento creado en la empresa.
  • Capital intelectual o humano: es el valor del conocimiento creado por las personas que conforman la empresa.

Las dos primeras categorías son propiedad de la empresa.

La posición que tiene una organización por sus relaciones pasadas se mantiene (en principio) independientemente de las personas que forman parte de la plantilla. Cuando IBM cierra uno de sus millonarios contratos de Zseries con alguno de sus clientes, afianza esa posición. El cliente sabe que ha cerrado un negocio con IBM, y si los resultados son los esperados, volverá a hacerlo en el futuro.

Del mismo modo, todos los procedimientos internos que ha ido elaborando una empresa a lo largo de su vida le han servido para aprender de sus errores y no volver a cometerlos. Una empresa joven probablemente cometerá errores que no lo hará una madura. Su conocimiento estructural es un importante valor añadido.

Sin embargo, sobre la tercera categoría, la empresa no tiene control. Los conocimientos que atesora en su cabeza el empleado de una empresa son suyos y la empresa no tiene potestad para evitar que los utilice. Las llamadas “fugas de talento” están a la orden del día, sobre todo en las empresas de software y consultoría.

Un consultor no produce nada que sea útil en sí mismo, no crea un producto físico como un lápiz o un traje. Produce conocimientos, ideas, información. Estos productos son inútiles por sí solos, es necesario que alguien los integre en una tarea para que sean productivos. Vender consultoría es una opción muy interesante que puede reportar pingües beneficios. En primer lugar, los costes son ínfimos respecto a producciones industriales. No hay adquisición de materiales, ni rotaciones de almacén, ni paradas de la producción por causas ajenas.

Por contra, es terriblemente vulnerable a la salida de empleados con experiencia. Si tienes una papelera y uno de tus empleados clave decide irse, sabes que la pérdida de ese empleado puede suponer para ti cierto engorro (formación de un nuevo empleado para cubrir la vacante), pero también sabes que ese empleado no va a suponer una amenaza porque es bastante complicado que pueda montar su propia papelera (a no ser que tenga 2.000 millones de euros, lo cual es bastante improbable si era empleado tuyo). Cuando una empresa tiene una gran cantidad de patrimonio involucrado en su proceso de producción, le sirve en parte como escudo contra la competencia. Cualquiera que quiera hacer lo mismo que tú, necesita invertir, como mínimo, tanto como tú. Sin embargo, si para tu proceso industrial lo único que necesitas es un ordenador y una conexión a Internet, estás completamente expuesto a la marcha de tus empleados (que además pueden convertirse automáticamente en tu competencia directa).

¿Cómo puede una empresa proteger su capital intelectual? Puede intentar convertir el capital intelectual en capital estructural creando almacenes de conocimiento dentro de la empresa, pero esto es algo que en el mundo del software es complicado, a no ser que sea para tareas muy específicas. Toda la información que necesitemos la tenemos a golpe de clic en Internet. La transformación de esa información en algo realmente útil se produce en la cabeza del empleado, que luego la pone en práctica. Y esto nos lleva de nuevo al empleado, que con su experiencia es la piedra angular de la consultoría.

Entonces, si el productor del conocimiento es el empleado y la empresa no tiene propiedad intelectual sobre sus conocimientos, ¿qué puede hacer para que no se lleve consigo su conocimiento? La respuesta es simple y obvia: hay que evitar su marcha. Hay muchas formas de motivación para un empleado. La más clara es la económica, pero hay muchas otras: formación, beneficios sociales, etc., incluso hay otras que no cuestan un euro a la empresa, como mantener cierto contacto con los empleados para que sientan que su trabajo está siendo valorado.

Me gustaría hablar también de los mecanismos que permiten controlar la propiedad intelectual y el coste que hay que pagar por ellos, pero eso será ya tema de un futuro post…

Las hojas digitales

Por Juanjo Portales
Account Manager de OpenSistemas

Son tiempos realmente convulsos para todos aquellos que han vivido la prensa escrita, bien sea en periódicos, revistas, cómics, etc. Se estima que en 2020 en España habrá desaparecido la prensa escrita como tal…

Ese modelo de negocio ha explotado en los últimos diez años con el aumento de usuarios que utilizan internet, algo tan frecuente como leer la prensa diaria o comprarte tu revista semanal, ha ido desapareciendo. Primero, porque cuando la prensa no había evolucionado a la velocidad que permitía la tecnología, los usuarios sí que lo hicieron y encontraban la información que necesitaban y les gustaba, pasando horas “navegando” por la red.

Segundo, porque todo ha cambiado muy deprisa, también la usabilidad de la red, por lo que ya no se necesitan horas para acercarse a la información que se desea y, por otro lado, el volumen de datos ha crecido progresivamente y es más sencillo encontrar la información que se busca.

El uso masivo de redes sociales permite que el tiempo que transcurre entre que sucede un acontecimiento hasta que llega a una red social, como puede ser Twitter, Facebook, etc. sea mínimo, perdiendo la prensa la exclusividad de dar noticias.

Hoy en día se leen más periódicos y revistas en un ordenador, móvil o tablet que los que se compran diariamente. Se han adaptado los diseños, se ha invertido en tecnología necesaria para que el sustento de la prensa, es decir, la publicidad, pueda apostar por el siguiente paso en su evolución: la vía digital.

Del mismo modo, una revista corporativa que antes solo contenía información de interés para la propia empresa, los empleados y su sector, ha ido evolucionando hacia las páginas digitales. En una primera fase, la revista en papel tenía su versión digital en formato pdf para ser descargado y leído del mismo modo que con la revista impresa. Posteriormente, se ha ido enriqueciendo con tecnología flash, mejores diseños y contenidos interactivos.

Da el siguiente paso, no te conformes con que tu revista digital sea la misma publicación de siempre.

El conocimiento de la tecnología te permite enriquecerla: carga contenidos multimedia, aprovecha la tecnología a tu favor, posiciona tu empresa por medio de una herramienta como esta, analiza el feedback de los lectores, de tus empleados… Haz que cualquier dispositivo pueda reproducirla. Da el paso y abandona formatos obsoletos.

¿Cuándo, dónde, por qué y cómo ofrecer soporte open source?

por Luis Flores
CEO de OpenSistemas

Aunque el inicio del proyecto GNU data de los años 80, Linux fue lanzado como sistema operativo en los 90 y un número razonable de empresas basadas en estos principios nacieron entre finales de esa década y principios de este nuevo siglo, me atrevo a decir que ha sido en los últimos cinco años cuando realmente se ha percibido un aumento significativo en el uso de productos y tecnologías abiertas, debido, en mi opinión, a las razones que expongo a continuación.
Read the rest of this entry »

Caso éxito: revista corporativa online

Retrospectiva

Internet ha permitido acceder a numerosas versiones digitales de los soportes tradicionales, un hito que enriquece y amplía el abanico de posibilidades para informarnos y entretenernos al alcance de una sola pantalla.

El análisis de cómo se consumen los medios de comunicación a través de la Red despierta un gran interés entre numerosos públicos, sobre todo porque permite conocer los hábitos de los usuarios, sus opiniones y preferencias, extrayendo conclusiones que ayudan a tomar decisiones para mejorar la calidad y contenidos de las publicaciones.

Las publicaciones periódicas digitales han marcado un punto de inflexión en el acceso a la información por parte de los usuarios, además de representar un proceso disruptivo en la generación y distribución del conocimiento, provocando una serie de cambios en los tiempos, propiedad, costos, referencias cruzadas, hipertextos, navegación, etc.

Con el soporte online, la manera de medir el impacto también ha cambiado, surgiendo una gran cantidad de métricas que facilitan el control del producto y, sobre todo, desarrollar prácticas de inteligencia de negocio en torno al mismo.

Read the rest of this entry »

OpenSistemas participa activamente en el WordPress Day, encuentro referente en la comunidad open source

El pasado 8 de marzo tuvo lugar la primera edición del WordPress Day Madrid en el Media Lab Prado, organizado por el Meetup WordPress Madrid, que reunió a más de 200 desarrolladores y usuarios de este gestor de contenidos CMS (Content Management System) open source, con el objetivo de compartir experiencias y conocimientos a diferentes niveles. OpenSistemas ha participado en el evento con dos talleres ofrecidos por sus expertos en CMS con WordPress como base tecnológica, además de haber cubierto una parte de los costes que ha generado la jornada.

Read the rest of this entry »