eSociedad | Portada

El conocimiento abierto entra en campaña electoral

Los cuatro partidos nacionales con representación parlamentaria se pronuncian sobre esta cuestión

  • Una vez iniciada la campaña electoral de cara a las elecciones generales del próximo 20 de noviembre, los partidos políticos han hecho público los programas con los que concurren. Con este motivo, Gaceta Tecnológica analiza las propuestas de los cuatro partidos nacionales con representación en el Congreso, buscando conocer su visión del mundo del conocimiento abierto y del open source.

De las propuestas que contemplan en sus programas PSOE, PP, IU y UPyD, algunas son comunes y otras no. Pero casi todos estos partidos recogen conceptos tales como open gobernment, conocimiento abierto y open source. A la vez, los cuatro partidos nacionales con representación parlamentaria también difieren en la concreción de sus propuestas, pasando de posturas muy precisas a otras más abstractas.

 

Alfredo Pérez Rubalcaba.

PSOE, ¿qué fue de la LGT?

A principios del mes de julio, publicábamos la entrevista realizada a la diputada Lourdes Muñoz, portavoz del grupo socialista de la Sociedad de la Información y abanderada de la reforma de la Ley General de Telecomunicaciones (LGT). A lo largo de la entrevista, la diputada se postuló en favor  de una Internet abierta, neutral, “donde no se prime a unos usuarios por encima de otros”.

Hoy, cuatro meses después y con la LGT delegada al nuevo Gobierno que salga de las urnas, el programa electoral del PSOE pasa de puntillas sobre la que fue una de sus grandes apuestas para la pasada legislatura. La opción que lidera Alfredo Pérez Rubalcaba dedica dos páginas de su programa a las propuestas comprendidas dentro del ámbito “Sociedad de la Información”, y todas enunciadas con cierta ambigüedad.

El Partido Socialista defiende la necesidad de garantizar “la privacidad de los datos en Internet y las redes telemáticas”, estableciendo para ello unos estándares que permitan la interoperabilidad de dispositivos y servicios. De igual forma, buscará “promover la adopción de nuevos modelos de negocio y la implantación de nuevos métodos de trabajo a partir del uso de herramientas 2.0”, una administración “sin papeles” para el año 2016, o la apuesta decidida por el llamado “teletrabajo”.

Lo amplio de su propuesta por “elaborar un Plan Estratégico de Desarrollo de las Telecomunicaciones, que contemplará el despliegue de redes de telecomunicaciones ultrarrápidas y el apoyo al desarrollo del mercado de la banda ancha móvil”, hace dudar si abarcaría todo el contenido de la frustrada LGT.

De lo que sí no caben dudas – y en esto coincide con los otros cuatro partidos – es en su promesa de sustituir el canon digital actual. En el caso socialista, la propuesta aboga por establecer un nuevo modelo de protección, equilibrando los derechos de usuarios y creadores, teniendo presente las iniciativas europeas en esta materia.

 

PP, la apuesta por el Open Government

Mariano Rajoy.

Aunque quizá no lo sepan en Génova 13, la decidida apuesta del Partido Popular por un Gobierno transparente y cercano a los ciudadanos puede encuadrarse dentro de las denominadas medidas Open Governement.

Efectivamente, esta doctrina política sostiene que los temas de gobierno y administración pública deben ser abiertos a todos los niveles posibles, haciendo hincapié en la transparencia y  creación de espacios permanentes de participación ciudadana. Y ello parece que está de fondo cuando los de Mariano Rajoy proponen “una ley de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno”. Dicha norma abordará la transparencia como un derecho de los ciudadanos y como un principio básico de actuación de todas las administraciones públicas.

De igual modo, deja entreabierta la puerta para adoptar las medidas contempladas en la fracasada reforma de la Ley General de Telecomunicaciones: “Impulsaremos el pleno desarrollo de la agenda digital de la Unión Europea”; “impulsaremos la extensión de las redes de nueva generación, tanto fijas como móviles”; “elaboraremos un programa de gestión eficaz (…) que fomente la rápida implantación de las redes de cuarta generación”, …

Pero quizás uno de los párrafos más ambiguos del programa electoral popular sea el referente al sentido con que trata su concepto de Internet. Explican los populares que promoverán “un internet abierto, sostenible y competitivo, libre de prácticas que impidan el desarrollo de nuevos proyectos, servicios y contenidos de la sociedad de la información”. ¿Significa esto que sí apoyarán ahora la net neutrality? ¿reconocerán desde el Gobierno los llamados derechos cibernéticos, de cuarta generación?

Para terminar, también hay espacio en el programa a nuevos modelos de licencias de propiedad intelectual. O al menos, eso puede pensarse entre tanta ambigüedad. “España debe establecer un modelo cultural que facilite una sociedad creativa”; “promoveremos una protección de los derechos de propiedad intelectual que permita la innovación y el desarrollo de nuevos modelos de negocio”; “prestaremos especial atención a los cambios que internet está produciendo en el mundo de las industrias culturales, favoreciendo las transiciones que se operan en este nuevo marco“ ¿Supone esto que el PP apuesta definitivamente por las licencias Creative Commons?

 

Cayo Lara.

IU o la fuerza del conocimiento abierto

Cuando uno lee el programa electoral de Izquierda Unida para estas elecciones, llama la atención que uno de los pilares sea su apuesta por modelos de conocimiento abierto.

Tras explicar que los avances en las TIC han democratizado el acceso a la cultura, facilitando el contacto directo entre  creador y consumidor de una obra, IU propone cambiar profundamente el modelo vigente de propiedad intelectual. Sostienen que el sistema dificulta el acceso al conocimiento, con lo que ello supone de merma a la sociedad, por lo que se ha de apostar por gestionar de forma pública los derechos de autor, por el software libre y por una política cultural que apoye a los creadores difundiendo las artes entre todos los niveles de la población.

En su programa, Izquierda Unida aborda un aspecto no muy conocido de la propiedad intelectual. Según explican, los derechos de autor tienen el carácter irrenunciable. Ello hace que, aunque muchos autores aboguen por la libre distribución de sus obras, sean las entidades de gestión de derechos las que tomen decisiones sobre éstas. Es por esto por lo que la coalición política aboga por que se “reconozcan las alternativas al copyright tradicional, como las licencias Creative Commons, y deje en manos del autor la cantidad de derechos sobre los que quiere licenciar su obra”. De esta manera, “los únicos que no ganan son los obsoletos intermediarios”.

Desde la formación que lidera Cayo Lara, se propone seguir adelante con las medidas que pretendía introducir en nuestra legislación la fracasada LGT. Y entre ellas, claramente, contemplan la net neutrality: “garantizar la libertad y la neutralidad de la red frente a los intentos (…) por coartarlas”.

Pero Izquierda Unida va más allá a la hora de expresar su apoyo al movimiento del software de fuentes abiertas, y propone “establecer como obligatorio el uso de software libre (en su mayoría gratuito) en todos los ordenadores y medios informáticos oficiales en todas las Administraciones Públicas”. Defienden esta medida explicando que no es de recibo “que se sigan pagando costosas licencias con dinero público cuando tenemos alternativas gratuitas y mejores al alcance”.

 

UPyD, los derechos del ciudadano en Internet

Rosa Díez.

El partido que lidera Rosa Díez, apuesta de forma clara por la defensa de la Neutralidad de la Red, “garantizando el derecho de los usuarios de Internet a intercambiar, recibir u ofrecer cualquier flujo de información lícito a través de la red sin que pueda ser discriminado arbitrariamente por los prestadores de acceso, servicios y contenidos de Internet”.

Con esta disposición, UPyD se manifiesta partidario de continuar con las medidas que contenía la frustrada Ley General de las Telecomunicaciones: “Se garantizará que instituciones e industria informen con transparencia sobre los derechos de los usuarios y las características de los servicios”. De aprobarse esta medida, España se incluiría entre los 5 primeros países del mundo en aprobar por ley la net neutrality.

Pero Unión, Progreso y Democracia va más allá, proponiendo un acceso universal a Internet con cobertura en el 100% del territorio nacional, bajo una velocidad mínima de 10 Mbps antes de 2013, alcanzado 30 Mbps antes de 2020. Y ello a la vez que busca establecer “obligatoriedad de la preinstalación de infraestructura de telecomunicación en todas las obras de trazado o mejora viaria interurbana”.

Para esta formación política, es necesario estabecer una nueva Ley de Propiedad Intelectual “adaptada a la era digital, que defienda la cultura y su difusión como bien social, y devuelva el control de sus derechos tanto a creadores como a usuarios, dejando de criminalizar el aprovechamiento de nuevas tecnologías, y volviendo a priorizar los derechos fundamentales”.

Es en este campo donde entra su apuesta por el Dominio Público. Para UPyD, hay que configurar éste “como un espacio para la creación amateur, o como opción gratuita de promoción a la creación profesional”. Y para ello, se debe “potenciar el acceso a los fodos digitales del procomún con empleo prioritario de licencias copyleft y software libre en la Administración”.

Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

Tienda Gaceta

Espacios Corporativos

Redes Sociales

Facebook Twitter LinkedIn RSS

Accede a Gaceta

 
  
 

Suscríbete al boletín de noticias

Nombre:
Email:

Tienda Online

tienda online